Convivencia y Conflicto Escolar

Los temas de convivencia y conflicto escolar en las escuelas se han convertido en tópicos muy comentado por la sociedad en general y los medios de comunicación. Sin embargo, en Barranquilla hay pocos estudios de investigación que analicen estas situaciones en su complejidad, ocupándose de su etiología, de las diferentes formas como se manifiesta y de las consecuencias que genera en los establecimientos educativos. Es importante resaltar que:"La escuela, como institución educativa, es una formación social en dos sentidos: está formada a partir de la sociedad y a la vez expresa a la sociedad. Lo que se habla en cada escuela, es el lenguaje particular de la sociedad"(Lanni, 2003, p 1). Por tal motivo, no es indiferente a la grave crisis socio política en la que está inmersa y que como ciudadanos nos afecta.

Esto quiere decir que la escuela por ser una institución al servicio de la comunidad, está permeada por los efectos producidos en las situaciones sociales propias de cada contexto. De allí que estas condiciones particulares influyan tanto en la singularidad de cada uno de los actores como también en el colectivo institucional que conforman, y se pone de manifiesto en hechos concretos y observables.

En este panorama es necesario definir los conceptos de convivencia y conflicto escolar y otros términos vinculados estrechamente con estos dos fenómenos. Hay que tener en cuenta quela construcción analítica de los conceptos de convivencia y conflicto escolar es sumamente compleja debido al carácter social e histórico de ellos.

El primero, en un sentido amplio, la convivencia proviene de la palabra convivir y convivir significa vivir, habitar un espacio o época con otros. Enmarcando el concepto en el ámbito escolar, este hace referencia al conjunto de relaciones interpersonales en el centro entre todos los miembros de la comunidad educativa. Es decir, las interrelaciones entre los diferentes integrantes que forman la comunidad escolar (estudiantes, docentes, directivos y familia) y que influyen significativamente en el desarrollo ético, socioafectivo e intelectual de los alumnos y alumnas.

Es importante anotar que los más afectados por estas interrelaciones tanto de contenidos como de formas son los estudiantes ya que ellos están inmersos en los variados sistemas de convivencias existentes en las instituciones educativas. Tal como lo afirma Lewin(1965): "las complejas asociaciones entre personas, situaciones y resultados llegan a definir la conducta personal como una función de un proceso continuo de interacción multidireccional o de feedback entre el individuo y las situaciones en que él se encuentra". Es por esto que los sistemas de convivencia son el resultado de una construcción colectiva en espacio y tiempo en los cuales participan todos los integrantes de la comunidad educativa sin excepción.

En otras palabras, los escenarios, momentos y personas de la institución educativa son diversos y se articulan entre sí, dando lugar a ámbitos complejos que hay que tener en cuenta para comprender los procesos que acontecen entre los seres humanos que allí conviven. De allí que las instituciones educativas se configura como una compleja red de relaciones que actúan a distintos niveles e inciden entre sí. Relaciones permeada por las costumbres, normas, convenciones, hábitos y valores de cada uno de los integrantes de dicha comunidad educativa que encuadran las relaciones en un marco de referencia útil, cuando está al servicio del desarrollo de los protagonistas–profesores/as y alumnos/as–, e inútil o problemático cuando no fomenta el desarrollo de los actores escolares.

De igual manera, el concepto de conflicto escolar posee varios matices y todos relacionados con violencia. El mismo término violencia es de carácter polisémico, pero el propósito aquí es utilizar una definición útil y práctica para la designación de actos violentos. La violencia se define como: "el daño real, la intención o amenaza de llevar a cabo daño o perjuicio a una o más personas"(3). Del mismo modo, esta se relaciona con el comportamiento que puede causar daño o miedo a otra persona tales como el acoso o la persecución. Es importante comprender que: "el daño resultante infligido a la víctima no es definitorio en sí mismo del acto violento. Al contrario, el acto es violento en sí mismo" (4)

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud define la violencia como: el uso intencional de la fuerza o el poder físico, de hecho o como amenaza, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones(OMS,2003, p25). En esta definición se puede identificar tres tipos de elementos:

  • El comportamiento la manera como se manifiesta el acto violento ya sea por: el uso de la fuerza, la amenaza mediante palabra u otros signos entre otras formas
  • La intención es el propósito por el cual se comete el acto(daño, abuso, coerción entre otras)
  • La dirección y orientación hace referencia a quien va dirigido puede ser hacia otro o hacia sí mismo.

La inclusión de la palabra "poder", además de la frase "uso intencional de la fuerza física" en la definición del fenómeno, amplía la naturaleza de un acto de violencia, así como la comprensión convencional de la violencia para dar cabida a los actos que son el resultado de una relación de poder, incluidas las amenazas y la intimidación(OMS,p25). Esta definición abarca una amplia serie de consecuencias, entre ellas los daños psíquicos, las privaciones y las deficiencias del desarrollo.

Ahora bien, con el fin de analizar cómo se presenta la violencia en las instituciones educativas, hay que establecer una claridad conceptual en cuanto a: la violencia en las escuelas y la violencia escolar o conflicto escolar.

El primer concepto tal como lo expresaD'Angelo &. Fernández.es:

La violencia en las escuelas hace referencia a aquellos episodios que no son originados por vínculos o prácticas propias de la escuela, sino que tienen a la institución educativa como escenario. En otras palabras, son aquellos episodios que suceden en la escuela, pero que podrían haber sucedido en otros contextos en los cuales niños y jóvenes se reúnen. En estos casos, la escuela actúa como caja de resonancia del contexto en la que está inserta. (2011,p9)

Por el contrario, la violencia escolar es aquella que se genera en el contexto de las relaciones propias de la comunidad educativa y en el ejercicio de los roles de quienes la conforman: padres, alumnos, docentes, directivos. Este tipo de violencia es el producto de mecanismos institucionales que constituyen prácticas violentas y/o acentúan situaciones de violencia social. (Unicef, 2011).Esta se manifiesta por medio de acoso, hostigamiento, maltrato, las agresiones físicas o amenazas de agresión, los hechos de discriminación, los robos y hurtos en el escenario escolar. Así mismo, el vandalismo, la portación, exhibición o uso de armas blancas o de fuego en escenarios escolares y el acceso, distribución o consumo de drogas (en particular de drogas ilegales) son tipificados como expresiones del conflicto escolar.

En las instituciones educativas existen una serie de factores relacionados con el conflicto escolar. Estos comportamientos, situaciones o actitudes hacen que se generen o pululen estas manifestaciones negativas que influyen en el deterioro de la sana convivencia. Entre ellos están:

" la inconsistencia por parte de los docentes o directivos, la falta de claridad o arbitrariedad en las reglas o en su aplicación, las operaciones ambiguas o indirectas ante la inconducta (Por ejemplo: utilizar las calificaciones como sanción ante la inconducta), el desacuerdo entre los agentes del sistema escolar en cuanto a la existencia, el contenido o la aplicación de las normas, la falta de respuestas a la inconducta persistente, la irrelevancia de las normas desde el punto de vista de los alumnos, la existencia de relaciones conflictivas entre docentes y directivos, una dirección inactiva o ausente, bajos recursos y tamaño (expresado en la relación número de estudiantes por docente).(Dángelo& Fernández, 2011,p.19)"

Otra cara del conflicto escolar es cuando la violencia se da entre pares de escolares (estudiantes) donde existen condiciones de desequilibrio. Este hecho recibe el nombre de bullying o matoneo, términos relacionados con: el acosar, el agredir, el intimidar o el victimizar. Para ampliar el concepto, el matoneo designa la situación en la que un estudiante es acosado o victimizado de manera repetitiva con acciones negativas por uno o más compañeros.Este fenómeno se caracteriza por: "una relación de poder asimétrica, un desequilibrio de fuerzas; donde el estudiante expuesto a las acciones negativas tiene dificultad para defenderse, y en cierta medida se siente inerme ante el alumno o los alumnos que lo acosan de manera sistemática durante un periodo de tiempo" (Olwues, 1993, p 26).

El 'bullying' se constituye en una forma negativa de socialización en la que se entabla una relación de víctima - agresor. Esta relación genera comportamientos específicos en los involucrados. De allí que el agredido presente dificultad para reaccionar y refleje algún rasgo en su temperamento o carácter que sea interpretado como señal de vulnerabilidad. La ansiedad, la inseguridad o la tristeza hacen que el victimario perciba a la víctima como un ser incapaz de defenderse.

Por otro lado, el victimario expresa el deseo de dominar para satisfacer una necesidad de control que, a su vez, lo cual es una manifestación de situaciones más complejas como problemas familiares o frustraciones. Él ha construido un modelo de agresividad que no le permite resolver asertivamente los conflictos que se le presentan ya que no es consciente del daño generado debido a su incapacidad de colocarse en los pies del otro, carece del principio de alteridad. Frecuentemente, el agresor es apoyado por un grupo y es producto de ambientes muy rígidos o muy permisivos.

Esta forma de violencia se puede presentar de forma directa o indirecta. El acoso directo son los ataques relativamente abiertos a la víctima mientras que el indirecto se hace evidente en el aislamiento social y la exclusión deliberada ala víctima de un grupo.

Las manifestaciones del 'bullying' se clasifican de cuatro formas: ofensas verbales, intimidación psicológica, agresividad física, aislamiento social (Olweus,1993). La ofensa verbal hace referencia a: insultar, aplicar apodos y ridiculizar hasta difundir rumores. Por su parte, la intimidación psicológica involucra amenazas para conseguir algo a cambio que, en ocasiones, puede llegar al acoso sexual. Las agresiones físicas abarcan desde daños a la propiedad hasta golpes corporales. Por último, el aislamiento social consiste en el impedimento para que el individuo pueda integrarse en el grupo.

A manera de conclusión, hay que aclarar que el matoneo no se produce cuando estudiantes que comparten similares características físicas o psicológicas se enfrentan para solucionar sus dificultades y divergencias, ya sea a través de discusiones o peleas (Olweus, 1993). Estas son solo estrategias que utilizan las personas en igualdad de condiciones físicas y psicológicas para zanjar diferencias y que terminan sin consecuencias al solucionarse el conflicto.

Bibliografía


  1. La convivencia escolar: una tarea necesaria, posible y compleja.(Lic. Norberto Daniel Lanni(2)
  2. http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S071822362001000200002&script=sci_arttext
  3. http://books.google.com.co/books?id=qrhSa0MJGYkC&pg=PA29&lpg=PA29&dq=definicion+violencia&source=bl&ots=TlH5U8eTuF&sig=K3okuS0mOTIYzZUT5_w
  4. HuKFlDoc&hl=es&sa=X&ei=5LsuULXOD-HOyAHLuYGIBQ&ved=0CC0Q6AEwAA#v=onepage&q=definicion%20violencia&f=false
  5. http://books.google.com.co/books?id=qrhSa0MJGYkC&pg=PA29&lpg=PA29&dq=definicion+violencia&source=bl&ots=TlH5U8eTuF&sig=K3okuS0mOTIYzZUT5_
  6. wHuKFlDoc&hl=es&sa=X&ei=5LsuULXOD-HOyAHLuYGIBQ&ved=0CC0Q6AEwAA#v=onepage&q=definicion%20violencia&f=false
  7. http://mayores.pre.cti.csic.es/documentos/documentos/omsinformeviolencia-01.pdf
  8. http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/vol24_4_08/mgi09408.htm
  9. D'Angelo &. Fernández.2011,p9. CLIMA, CONFLICTOS Y VIOLENCIA EN LA ESCUELA.Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) –
  10. Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), abril de 2011
  11. Dan Olwues, Conducta de acoso y amenaza entre escolares.1993 recuperado http://books.google.com.co/books?id=S0wSk71uQz0C&printsec=frontcover&hl=es#v=onepage&q&f=false
  12. Bullying: violencia en las aulas Autora: María Gabriela Moncayo S. Recuperado de: http://www.planamanecer.com/recursos/docente/bachillerato/articulos_pedagogicos/diciembre/bullying.pdf

Leer 10442 veces